jueves, 15 de septiembre de 2011

Una vuelta a Toledo desde el cerro del Bú




Cargado con las pacíficas y pesadas armas fotográficas y los avituallamientos precisos para pasar unas cuantas horas, el pasado 4 de septiembre de 2011 me posicioné en lo alto del cerro del Bú, con el propósito de llevarme enlatadas tres horas de cielos y Toledos.

La hora y el día fueron previstos minuciosamente, descartando unos cuantos por el camino. Tenía que darse luna llena,  además de un tiempo meteorológico adecuado con nubes, pero no muchas y además -y simultáneamente- fin de semana que es cuando iluminan Toledo.

Ya desde mediados de agosto le fui dando vueltas observando posibilidades. Después de 15 largos días con los cielos literalmente pelados de este bochornoso verano, que nunca se acaba,  aparecen en las previsiones 3 días ligeramente nublados, coincidiendo con luna llena o casi y además finde, las tres juntas.

La posición de la Luna no es, por lo general, cambiable a voluntad :) pero sí previsible con toda exactitud, así como la posición relativa del sol estemos donde estemos. Existe a tal fin en la red una herramienta maravillosa que conocí a través de algunos sabios de la Asociación Fotográfica de Toledo.

Ya tenía el sitio, el día, la hora y el punto de toma.

Los ensayos previos para determinar los ajustes y parámetros técnicos precisos, fueron ciertamente laboriosos. Baste sólo pensar en las enormes diferencias de luminosidad entre el día y la noche además de la necesidad de encajarlas en los ajustes sincronizados a tiempo fijo entre los disparos. Porque esto no es ningún video, amigos, ni está realizado con ninguna cámara de video, esto son sólo fotos: una detrás de otra, sin más.

No digo que no pueda realizarse con video, todo lo contrario. Pero precisaríamos una cámara muy especial, tan especial que casi vale la pena hacerlo con fotos.

Es lo que, lo que a mi pesar, se llama TimeLapse. Una sucesión de imágenes fotográficas a un ritmo de 25 por segundo, vamos, el cine, sin ir más lejos.

Hicieron falta unas 2.000 fotos, realizadas durante tres horas. Había pensado en dar más datos pero no lo voy a hacer, los tecnicismos aburren. Estaré encantado de prestar estos datos y ayudar, a quien realmente tenga el gato en la barriga y se quiera aventurar en este bello proceso y todavía más encantado de recibir todas las críticas e indicaciones para mejorarlo y superarlo, consciente de que posee numerosos errores.

Muchas gracias por vuestra atención y por vuestro tiempo, espero que os guste.